jueves, 30 de septiembre de 2010

Hijos de puta, no pueden decir que se trató de valentía llamar al 911 cuando no se trata más que cobardía... valentía era asilar a Mati, valentía era hacer sonidos, movimientos.
A este chico lo mataron entre todos, no sólo el que disparó. Valentía no es no meterse, valentía es actuar, valentía es gritar, valentía es lo que demostró mi ex compañero huyendo. Eso es tener huevos, correr y gritar, no dar vuelta la llave y llamar al 911.
Yo no lo contaría, no me sentiría orgullosa de haber dejado morir a alguien.
Hijos de puta! estoy desanimada, me da mucha impotencia... y qué nos queda? empezaron pisando el respeto y así nos terminaron robando las vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Todo comentario es bienvenido!