miércoles, 11 de septiembre de 2013

Aplaudir es

Con mi lengua depurada y mis manos asperas de lijar madera 
---> abrazo-

Desde el momento que escribo algo repetido pero propio, como una historia de amor, mi lengua depurada y mis manos asperas de lijar madera te abrazan.
Desde ese momento en el reflejo de la ventana sucia de manos sucias de gente de mirada oscura que no sonrie con sus bocas a veces torcida de recuerdos de tantas vidas . desde esa gente que me miraba espantada estoy creciendo y queriendo y viviendo y riendo y bueno, amando. Desde esa gente y para esa gente, desde mi amor y para mi amor, 

Apareciendo y aprendiendo. Abrazando y mordiendo, desde que conocí a mi alguien estoy más yo que nunca. Y los verbos, casi todos, me gustan. 
Y a los verbos, casi todos, quiero vivirlos en esa compañía. 

De repente: amo.