domingo, 30 de mayo de 2010

Como todos los domingos...

Mientras miro Peter Capusotto y sus videos estoy escuchando que mi vieja le comenta a mi viejo lo que contó mi prima por teléfono y me estoy enterando que tengo que llevar brownies a la reunión familiar de primos del finde que viene... GENIAL, el finde que viene también me espera con cosas ricas!
Este domingo no fue la excepción por lo que lo termino habiendo comido como una vaca, puros chocolates y postrecitos... de chocolate (soy adicta, pero sarna con gusto no pica).

_______________________________________________________________________

Hoy me pasó algo muy loco y me dio el pie para poner lo que anduve pateando la semana pasada, así que mando en combo:
La semana pasada, como todos sabemos, fueron los festejos del Bicentenario de la Revolución de Mayo y el festejo fue en la 9 de Julio con desfile, recitales, etc. Mi hermano mayor es fotógrafo (aunque, como dice él, trabaja de ingeniero) y aprovechó para ir a hacer arte. Como yo me quedé en Capital todo el finde, el sábado aproveché y me le uní en el desfile, literalmente. Lo llamé antes de comer y me dijo que cuando fuera le lleve una Coca porque si salía no entraba más ya que se había colado en el desfile (como buena boluda no me dí cuenta que la calle estaba cercada y que el paso era restringido y que, claro, las carrozas tenían que tener un espacio para circular).
Cuando llegué al lugar en el que habíamos quedado lo ví, en el medio de la calle (y cuando me vio me hizo pasar, así que tuve ubicación vip). El fin de este rodeo de temas es contar que nunca ví a alguien haciendo algo con tanta emoción. Muchas veces la gente me dice, como enseñándome a tratarlo (a mí, a su hermana!), que él en realidad no es tan duro como aparenta y demás... claro que eso ya lo sé y no me explico cómo alguien que saca fotos así, tan buenas y puras, tan dedicada y delicadamente, pueda ser considerado insensible.
La cuestión de mi hermano es que es simple, tiene todo demasiado claro y a veces sus modos no son los mejores, pero con solo mirar una foto suya entendés que hay una gran parte de él que muchos ignoran, incluso gente de mi misma familia (que lo tilda de amargo), cuando en realidad es una de las personas más incondicionales que conozco.
Pero bueno, estoy poniendo lo mejor de mi para acercarme y ver que no se opone es lo mejor... hoy, por ejemplo, me prestó el auto.
Sí, sin más, sin dudarlo, sin pensarlo dos veces; cuando escuchó que había que ir a comprar algo para el postre me dijo "tomá rata, andá con mi auto".
Siempre me emocionan estas cosas, sobre todo con mis hermanos, porque no son hermanos cualquiera, pero me puso feliz reconocer en él esa confianza que mucho tiempo creí perdida.
Así que punto para mi relación con mi hermano mayor.

Punto también para el hermano mayor que le sigue, que me está ayudando a remodelar mi blog (como se puede apreciar)!

Para terminar, cuento que estoy nerviosa porque mañana me entregan la segunda nota (son tres en total) y el miércoles la tercera... en el primer parcial me fue bien, en el segundo más o menos y en el tercero excelente, aunque lo entregué pensando que me había ido masomeno.
Espero tener un buen ojete y aprobarlas todas!

Buena semana!

viernes, 28 de mayo de 2010

Vuelta a las andanzas

Estuve amagando toda la semana con subir el listado de sucesos que me acontecieron en el transcurso del finde pasado (super largo) pero nunca juntaba las ganas suficientes... me pasaron demasiadas cosas y todas merecían más paciencia que la que mi voluntad me ofrecía.
Supongo, entonces, que mis historias sobre el desfile del bicentenario y mis andanzas con A (esa amiga que siempre nombro) tendrán que esperar, porque hoy me puse a chusmear los cajones de ese modular que pasó de mi cuarto al play y encontré algo de lo más cómico, que en realidad está dedicado a A, porque fue hecho en conjunto...

El año pasado nos mandamos una buena cagada en un boliche: habíamos ido a pasar el finde a lo de su abuela y decidimos salir con unas chicas locales, nos dejamos llevar por el frenesí "este año egreso, soy lo más y estoy con mi mejor amiga en un pueblo en el que ninguna vive" y terminamos la noche con una invitación a retirarnos del local en el que estábamos...
A raíz de eso y con todo el miedo a ser descubiertas por nuestros parientes (porque encima los primos de A nos habían visto, los pequeños pueblos tienen un circuito reducido de bares - boliches) , lo primero que hicimos cuando llegamos sanas y salvas a lo de su abuela fue escribir la promesa que veníamos maquinando entre llantos en el camino de vuelta:

Promesa B & A, a partir del 26/06/09

- No fumar nada.
- No tomar ni una gota de alcohol, ni siquiera para los cumpleaños (salvo un Speed)
- Mejorar las notas.
- Ayudar a todo el mundo posible.

Al menos durante un mes,
B & A (y las firmas, claro).

Al leerla no pude evitar reirme... mi amiga y yo terminamos dándonos permisitos a la segunda semana, pegando vestigios de esa noche maldita en nuestras agendas y, para rematar, ambas no solo hicimos alguna que otra maldad durante el año sino que también nos llevamos matemática.

Pero bueno, el que esté libre que tire la primera piedra, ¿quién no promete oro y moro con tal de no ser descubierto y después se olvida?
Afortunadamente es el día de hoy y en mi casa nunca se mencionó el hecho, así que una de dos: o mi vieja hizo gala de su experiencia como madre y miró para otro lado o realmente tuve mucho culo...


Y, como siempre, las mejores (y peores) cagadas me las mando con esta chica, cagadas que se multiplican en cantidad cuando estamos culo y calzón y en calidad cuando nos vemos poco.

viernes, 21 de mayo de 2010

Jueves - Viernes

Tres primeros exámenes rendidos, fin de semana de cuatro días empezando y lo que realmente ocupa mi cabeza es la situación de Cerati.
Hace un rato volví de la facu, voy a tener un hijo (como dice una compañera) con la cara de Marx, otro con la de Weber y un tercero con la de Durkheim...

Me volví a hablar con F, todavía no leí lo de taller y esta semana me comí todo (espero que la ansiedad me abandone ahora que pasó la primer tanda de parciales), así que mejor me voy a dormir para descansar un poco mi mente, para desestresarme y mañana volveré con más Barbiventuras!

martes, 11 de mayo de 2010

I need a hero!

Paso a relatar los sucesos de los pasados últimos días:

- El viernes tuve taller literario y fui con muchas ganas, aunque salí un poco "mareada" mentalmente cuando la persona que ve lo insólito y lo personal en cada texto leído me dijo, a modo de corrección ante lo que yo expresé, que no importaba lo que uno siente al leer algo, "literariamente el cuento está bien". No me quiero hacer mala sangre pero me sorprendió que ese comentario que intentó marcar la brecha existente entre nuestras experiencias literarias surgiera de él y no de otra persona.

- Antes de ir a taller me junté media horita con el correntino con el que estuve en Bariloche, vuelvo a discutir con él una y otra vez... resumiendo su historia, es un flaco super conservador y estructurado al que la chica con ansias de libertad no le gustó, así que intentó cambiarla, teniendo como resultado un par de puteadas y un "eliminar contacto". Sigue igual que siempre, solo que ahora intenta disimular sus paredes mentales ("siempre rebelde vos, eh"... NO BANCARME TUS CHISTES NO ES SER REBELDE, NABODONTE!)

- El sábado tuve facultad y después me junté a estudiar (como nunca) con mis nuevas compañeritas universitarias. Qué feliz fui el sábado, no lo niego. Vino R un rato a casa (la chica que conocí primero) después de la juntada filosófica y cuando se fue me quedé con mis hermanos cenando un potpurrí de cosas y salsas cocinado por mi mamá-cheff.
- El sábado a la noche vino mi vecino a visitarme. Sostengo (y ahorro palabras en este tema) el "cómo no lo conocí antes?!" tácito en los otros comentarios que lo tienen como protagonista.

-El domingo vino el hermano que no había cenado con nosotros el sábado con su pareja, salí a andar en bici con mi vecina (la hermana de mi vecino), charlé un rato con mi amiga de siempre, A y vino F (¿se acuerdan de F, mi ex?) a visitarme. Charlamos hasta agotar temas (bueno, tanto no) y la verdad es que tenía ganas de verlo pero no quiero confundirme ahora que ingresó, como yo hace meses, en el mundo de la soltería.

-Ayer lunes fui a la facultad y me pegué un buen susto que paso a relatar a continuación, con su correspondiente cuentito:
cuando nos dieron las fechas de los parciales, hace unas semanas, me coincidían dos el mismo día (este jueves), como éramos (somos) cinco con los mismos horarios, una de las chicas le mandó el mail al profesor que pintaba más macanudo y éste (aunque sin tilde) nos movió el parcial para el próximos lunes (15 de mayo). Por lo tanto, todo marchaba bien y ordenado, un parcial este jueves, otro este sábado y otro el lunes. Pero como no podía ser menos, ayer (clase de repaso para el primer parcial) el profesor que nos tendría que examinar el jueves nos anunció el traslado de la fecha para el lunes.
Qué nervios me agarraron, como le dije (luego de disculparme por la guarrada) a mi viejo cuando le contaba: si tuviera huevos, en ese momento se me habrían subido a la garganta.
Como respuesta a nuestras primeras plegarias obtuvimos un "disculpen chicas, pero no son mayoría" que nos dejó perplejas, pero otra de las chicas (que anda complicada con el laburo) espetó que por qué cambiar algo que ya estaba establecido y que no perjudicaba a nadie por algo que nos cagaba a nosotras (resumido en palabras cotidianas por mí, claro) siendo que ella, particularmente, ya había pedido el día en el trabajo y que nosotras ya teníamos los nervios por la luna como para encima comprimir los tres parciales en dos días.
La solución (y la cuento sin demasiada historia, después de debatirme si ponerlo como multiple choice, si largarla así sin más o cómo corno ponerla para que el texto no quede convertido en un chorizo de oraciones sin un parate) que encontró el tipo fue dividir el grupo en dos y que algunos den el lunes y otras (nosotras) el otro jueves (definitivamente algo tiene este jueves que le impide ir a dar clases). Tuve un ojete tremendo, ahora puedo dedicarle (podría, si tuviera voluntad) mucho tiempo a la de este sábado, después algo a la del lunes y después liquidar la del jueves 20.

Mañana miércoles, si todo sale bien, el grupo de estudio se reune en mi casa antes del almuerzo para darle duro y parejo a Sociedad y Estado.

Buenas vibras para mí y que me lleguen antes de que los nervios me consuman!

jueves, 6 de mayo de 2010

¿Reir? las medias...

Ningún extremo es bueno, claro... en este caso mi extremo es por querer algo más de lo que merece.
Sobrevaloré una amistad, la sobrevaloré tanto que ahora me duele y me enojo cuando la otra persona no demuestra lo mismo.
Es que simplemente no quise ver que la amistad que tenía en frente se estaba tornando vacía, por eso seguí intentando.
Seguí intentando por todos los medios que pude, ¿y qué logré? nada, obvio... supongo que en algún momento se dará cuenta - cuando sus amistades incompletas le fallen- que perdió a alguien que la quería con mierda y todo. Pero mientras tanto, yo soy la hincha que la jode para retomar, yo soy la pesada que discute, yo soy la persona "que ama discutir por msn". Claro que no amo discutir por msn, pero parece que en persona funciona menos que por escrito, al menos con el historial queda una constancia de mi intento, porque al parecer a las palabras que le dije se las llevó el viento, si demostrara otra cosa no tendría que decir tantas huevadas intentando excusarse.

Mientras tanto, la flia sigue igual, mi mamá se enojó conmigo porque le pregunté "de mal modo" qué quería desayunar y se fue arriba toda ofendida, mi papá está un poco mejor pero de la nada salta con cada una... fuma (habiendo prometido cuando nos mudamos a esta ciudad que lo iba a dejar) y no se hace cargo, se enoja de la nada...
Mis hermanos yy, hacen lo que pueden, o lo que pueden según lo que quieren ver...
Uno ahora no solo está casado, sino que está embarazado, así que la atención disminuyó un 80%; el mayor se está preocupando más que nunca "vos enfocate en el estudio, no les des bola, ya vamos a ver qué hacemos", pero con la preocupación no se calman las cosas... y el menor, el menor no sé, mejor que hace un mes estamos pero sigo necesitando hablar con alguien y siguen estando todos ocupados.
Y yo sigo siendo la exagerada.