viernes, 28 de mayo de 2010

Vuelta a las andanzas

Estuve amagando toda la semana con subir el listado de sucesos que me acontecieron en el transcurso del finde pasado (super largo) pero nunca juntaba las ganas suficientes... me pasaron demasiadas cosas y todas merecían más paciencia que la que mi voluntad me ofrecía.
Supongo, entonces, que mis historias sobre el desfile del bicentenario y mis andanzas con A (esa amiga que siempre nombro) tendrán que esperar, porque hoy me puse a chusmear los cajones de ese modular que pasó de mi cuarto al play y encontré algo de lo más cómico, que en realidad está dedicado a A, porque fue hecho en conjunto...

El año pasado nos mandamos una buena cagada en un boliche: habíamos ido a pasar el finde a lo de su abuela y decidimos salir con unas chicas locales, nos dejamos llevar por el frenesí "este año egreso, soy lo más y estoy con mi mejor amiga en un pueblo en el que ninguna vive" y terminamos la noche con una invitación a retirarnos del local en el que estábamos...
A raíz de eso y con todo el miedo a ser descubiertas por nuestros parientes (porque encima los primos de A nos habían visto, los pequeños pueblos tienen un circuito reducido de bares - boliches) , lo primero que hicimos cuando llegamos sanas y salvas a lo de su abuela fue escribir la promesa que veníamos maquinando entre llantos en el camino de vuelta:

Promesa B & A, a partir del 26/06/09

- No fumar nada.
- No tomar ni una gota de alcohol, ni siquiera para los cumpleaños (salvo un Speed)
- Mejorar las notas.
- Ayudar a todo el mundo posible.

Al menos durante un mes,
B & A (y las firmas, claro).

Al leerla no pude evitar reirme... mi amiga y yo terminamos dándonos permisitos a la segunda semana, pegando vestigios de esa noche maldita en nuestras agendas y, para rematar, ambas no solo hicimos alguna que otra maldad durante el año sino que también nos llevamos matemática.

Pero bueno, el que esté libre que tire la primera piedra, ¿quién no promete oro y moro con tal de no ser descubierto y después se olvida?
Afortunadamente es el día de hoy y en mi casa nunca se mencionó el hecho, así que una de dos: o mi vieja hizo gala de su experiencia como madre y miró para otro lado o realmente tuve mucho culo...


Y, como siempre, las mejores (y peores) cagadas me las mando con esta chica, cagadas que se multiplican en cantidad cuando estamos culo y calzón y en calidad cuando nos vemos poco.

4 comentarios:

  1. SIEMPRE, las anécdotas/cagadas con amigas.. de esas que son para siempre, a pesar de todo, son las mejores, y nos sacan una sonrisa cuando las recordamos.

    Me hiciste pensar en muchas cosas que viví con una persona, que a pesar de las distancias (sentimentales, no físicas, porque vivimos a 4 cuadras) y que nuestras vidas nos lleven or diversos caminos, creo que siempre va a ser mi 'mejor amiga de la infancia'.

    ResponderEliminar
  2. JAJAAAAAAAA, COMO TE QUIERO. LA PROXIMA LA CUMPLIMOS, O LA PROXIMA NO HACEMOS DIRECTAMENTE
    TE AMO

    ResponderEliminar
  3. jaja, ¿para tanto?
    me pregunto qué habrá pasado en ese lugar...

    ¡muy tiernas (por no decir ingenuas) con la promesa!

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, yo siempre hago locuras con mi mejor amiga, son las mejores por más que sean cagadas, después te acordás y te reís.
    Un beso.

    ResponderEliminar

¡Todo comentario es bienvenido!