jueves, 6 de mayo de 2010

¿Reir? las medias...

Ningún extremo es bueno, claro... en este caso mi extremo es por querer algo más de lo que merece.
Sobrevaloré una amistad, la sobrevaloré tanto que ahora me duele y me enojo cuando la otra persona no demuestra lo mismo.
Es que simplemente no quise ver que la amistad que tenía en frente se estaba tornando vacía, por eso seguí intentando.
Seguí intentando por todos los medios que pude, ¿y qué logré? nada, obvio... supongo que en algún momento se dará cuenta - cuando sus amistades incompletas le fallen- que perdió a alguien que la quería con mierda y todo. Pero mientras tanto, yo soy la hincha que la jode para retomar, yo soy la pesada que discute, yo soy la persona "que ama discutir por msn". Claro que no amo discutir por msn, pero parece que en persona funciona menos que por escrito, al menos con el historial queda una constancia de mi intento, porque al parecer a las palabras que le dije se las llevó el viento, si demostrara otra cosa no tendría que decir tantas huevadas intentando excusarse.

Mientras tanto, la flia sigue igual, mi mamá se enojó conmigo porque le pregunté "de mal modo" qué quería desayunar y se fue arriba toda ofendida, mi papá está un poco mejor pero de la nada salta con cada una... fuma (habiendo prometido cuando nos mudamos a esta ciudad que lo iba a dejar) y no se hace cargo, se enoja de la nada...
Mis hermanos yy, hacen lo que pueden, o lo que pueden según lo que quieren ver...
Uno ahora no solo está casado, sino que está embarazado, así que la atención disminuyó un 80%; el mayor se está preocupando más que nunca "vos enfocate en el estudio, no les des bola, ya vamos a ver qué hacemos", pero con la preocupación no se calman las cosas... y el menor, el menor no sé, mejor que hace un mes estamos pero sigo necesitando hablar con alguien y siguen estando todos ocupados.
Y yo sigo siendo la exagerada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Todo comentario es bienvenido!