miércoles, 7 de abril de 2010

B B B

Después de una super (por extensa y no por magnífica) agonía, Bizcocho se murió esta mañana.
Supongo que me saldrán palabras mejores que estas, puras comunicadoras, pero mientras tanto lo cuento.
Ya lo extraño, para muchos las mascotas son simples animales que viven en sus patios, para mí solían ser lo mismo hasta que ese gato llegó a mi casa.
No cualquiera puede tener gatos, ni cualquier gato puede ser domesticado... pero ESE animal era para mí y por eso nos costó tanto despedirnos.

No tengo muchas ganas de expresarme hoy pero sentí como injusto no darle el espacio que merece al quid de mi día de hoy.

4 comentarios:

  1. Lo siento mucho, y también te entiendo me pasó lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Te re entiendo, Bar. A mi me pasa con mi perro, no sé como reaccionaría si algo le llegara a pasar.. Muchas fuerzas!

    ResponderEliminar

¡Todo comentario es bienvenido!

Archivo del blog