jueves, 17 de octubre de 2013

Hubo un no se qué, que qué se yo, de pruebas.
Vos y yo, tentándonos todo el tiempo, poniéndonos en jaque, vos y yo respondiéndonos, más o menos rápido.
Vos y yo, un nosotros que me encanta, al que le temo porque me temo pero me encanta. Una mañana atolondrada de los mismos ojos de siempre, un limpiaparabrisas para despejar los ojos, una risa al amanecer, la violencia de siempre, mi amor.

Y hoy tengo un amor más hermoso que ninguno y soy su amor más hermoso que ninguno.
Y al que no le gusta que se haga un tatuaje de Lilita en la nalga.

5 comentarios:

  1. qué alegría!
    viva el amor!

    no te conozco mucho, sólo por acá, pero capaz sea suficiente para decirte que pareces buena persona. seguí escribiendo, me gusta mucho!

    abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Perdón, recién leo. soy Martín K, pensé que no hacía falta, pero me di cuenta que un anónimo te bardeó abajo y por eso me preguntás quien soy; no nos conocemos igual, saludos!

    ResponderEliminar
  3. volviste a garchar de lo lindo? Grosa Shimmell!! Metele que se viene el verano y vas a querer mostrar las piernas! ja! Saludos desde la vecindad!!

    ResponderEliminar

¡Todo comentario es bienvenido!