sábado, 31 de marzo de 2012

P-ensar

Vivir, vivir vida. Vivir literatura, vivir sueños. Volver. Neurosis y psiquis, vuelvo y me encanta. Te vuelvo, me devuelvo, acá estoy. Tu mundo, yo. Me regalaste, a mí.
Por qué el cuerpo expresa siempre lo correcto, haciendo valer la estupidez de pensar que puede equivocarse?
No hay tal imperfección pero sí sufrimiento. No es excusa. Mi panza se estruja de nervios cuando pienso, mi garganta se cierra cuando recuerdo que mi pecho se estruja cuando siento luz. La luz se siente. Como el fuego cuando quema (y como la repulsión a lo repetido). Pero quema algo; mi pecho siente luz y mi oscuridad llora. Lloro.Te lloro, como todos los años, más o menos temprano. Tarda en llegar.

1 comentario:

  1. Vivir, de eso se trata aunque no sepamos qué hacemos acá.

    ResponderEliminar

¡Todo comentario es bienvenido!